Este sitio utiliza cookies. Al navegar por la web estás aceptando el uso de cookies.

Aceptar Más información

Cómo limpiar un piso con madera, mármol o cerámica

05/03/2015
0 Comentarios
Cómo limpiar un piso con madera, mármol o cerámica - Blog Coivisa

Limpiar el hogar es una actividad cotidiana y necesaria. Para evitar estropear el suelo, lo mejor es que sigáis los consejos que os damos hoy sobre limpieza.

Muchas veces se usan productos universales para cualquier tipo de suelo, cosa que es un error porque a la larga puede ocasionar muchos daños en el suelo de tu hogar. Para evitar que sucedan estas cosas, os vamos a dar unos consejos para limpiar suelos de madera, mármol o cerámica sin estropearlos.

 

Mármol

1

 

 

El mármol es muy usado en los pisos y tiene la ventaja de que siempre está brillante. No obstante, su cuidado debe ser especial, ya que los productos universales y convencionales pueden dañar su acabado.

Lo más recomendable es usar agua con un poco de jabón, que aunque no aporte el aroma que se quiere, esto hará que no lo dañes y al final y al cabo, siempre se puede aromatizar el hogar de distintas formas.

En el caso de que tu suelo de mármol ya haya perdido algo de brillo, puedes preparar una solución de cinco litros de agua con una taza de agua oxigenada. Aplícalo con un trapo humedecido sobre las zonas que consideres y después sécalo, poco a poco irá recuperando su brillo.

 

Madera

GLE-1415, White Residence, Columbus, GA

 

 

El peor enemigo de la madera y es el que hay que evitar a toda costa es el agua, ya que provoca que ésta se hinche. Hay que evitar usar aceites y optar por limpiadores que tengan PH neutro, sin componentes ni ácidos alcalinos que harán que la madera se conserve mejor durante más tiempo.

 

Cerámica y azulejos

3

 

Sea cual sea el tipo de suelo que tengas en tu casa, nunca se pueden usar productos sin ser previamente diluidos, ya sea cloro, productos de limpieza o desmanchadores debido a que puedes dejar una marca en el lugar donde lo hayas aplicado y que por desgracia, ya no se quitará.

Además, también es importante no usar cepillos con cerdas muy duras, ya que de esta forma rayarás tu piso.