Este sitio utiliza cookies. Al navegar por la web estás aceptando el uso de cookies.

Aceptar Más información

¡Métele color a tu hogar!

06/03/2014
0 Comentarios
¡Métele color a tu hogar! - Blog Coivisa

Cambia los días lluviosos, dales la vuelta y mete un toque de color en tu hogar. Te amenizará y dará fuerzas para afrontar cada jornada con más energía y ganas.

Combina con diferentes tonos, atrévete y verás un buen resultado. Siempre con una base blanca en la habitación puedes meter tantos colores como quieras. Te animamos a que apuestes por los pasteles jugando con alguno de más intensidad.

Cada tonalidad transmite y comunica, la decoración afecta a tu estado de ánimo sin darte cuenta. De hecho, los especialistas y psicólogos lo confirman: nuestras decisiones y estados de ánimo están determinados por numerosos factores, e indudablemente la decoración del hogar es uno de ellos.

Paleta de colores pastel

Te ofrecemos algunas características de los colores y las sensaciones que nos transmiten. Comenzamos por el blanco, el cual transmite positivismo, representa pureza y limpieza. Además de irradiar amplitud, toda una habitación pintada de este tono suele ser muy dramática, por lo que, como ya dijimos anteriormente, el truco está combinarlo con otros.

Apostamos por la mezcla sin miedo. Para animar el blanco base de tu hogar añade diferentes tonos, diviértete utilizando aquellos que más te gustan. Por ejemplo, combínalo con toques amarillo en la decoración, es el color del optimismo y transmite alegría, además, es lo último en tendencia. El naranja evoca emoción y entusiasmo,  el rojo despierta la pasión y además, estimula la conversación y agrupa a las personas.

No olvides avivar el conocimiento, lo mental, la integridad, el poder, la serenidad, la generosidad, el frescor, la limpieza. ¿Qué color es la clave para esto? El turquesa, envolvente y tranquilizante. Su gama, del más claro al más oscuro, es aconsejable para el estrés mental y el sentimiento de limpiarse. Por último, el rosa palo será tu gran aliado para combinar aquellas tonalidades con mayor intensidad.

Esta casa de Noruega no te dejará indiferente, es un buen ejemplo nórdico para que despiertes la creatividad y te animes a ello.

Salón con estilo nórdico: blanco de fondo con elementos como cojines, girnaldas o sillas en colores pastel.

¡Cuidado! Mezcla estos colores con pequeños detalles, juega con los cojines, mantas, algún cuadro, pero siempre sin sobrecargar. No te agobiará si utilizas pequeños toques, la sobrecarga en la decoración influye negativamente en tu ánimo.

No esperes más y apuesta por ello, verás como estimulas todos tus sentimientos positivos.