Este sitio utiliza cookies. Al navegar por la web estás aceptando el uso de cookies.

Aceptar Más información

Muebles de cocina blancos, todo un reto

21/04/2016
0 Comentarios
Muebles de cocina blancos, todo un reto - Blog Coivisa

Es una idea un poco descabellada según lees el titular, el color blanco es algo que puede parecer que se ensucia rapido pero aun así hoy te mostraremos todas sus ventajas para tu cocina.

Muebles de cocina blancos

El color blanco consigue que los espacios más pequeños sean amplios. Un efecto óptico que se incrementará si contamos con grandes ventanales, tal como vimos en nuestro post “Cocinas con mucha luz natural

 Las cocinas blancas permiten jugar muchísimo con los colores del alicatado y el pavimento. Así, podemos optar por ejemplo por un suelo de madera sintética, una opción que aportará calidez a nuestra cocina. No obstante, escoger unas bonitas baldosas tampoco será incompatible con nuestro mobiliario blanco de cocina.

cocinas-blancas-08

cocinas-blancas-07

cocinas-blancas-06

Las paredes pueden adoptar el color que más nos guste. Os recomendamos, no obstante, escoger el blanco y destacar una única pared con un color fuerte. De esta forma el equilibrio de la cocina y las paredes será mayor, centrando la atención únicamente en esa pared.

cocinas-blancas-05

Las encimera también pueden ser muy diversas cuando contamos con mobiliario blanco. Así, podemos optar desde un granito clásico; piedras de colores como el negro o el rosa, o incluso una encimera de madera, una opción que nos encanta por la calidez que aporta a la cocina.

cocinas-blancas-02

Modelos hay para aburrir. Desde cocinas modernas sin tirador, hasta cocinas provenzales con tirador incorporado. Dependiendo de este detalle podremos elegir mejor aspectos como la bancada o incluso como la vitro o la campana, aunque mezclar electrodomésticos de líneas modernas con cocinas más provenzales tampoco es problema.

cocinas-blancas-04

cocinas-blancas-03

En cuanto a la decoración, teniendo en cuenta que el blanco acepta cualquier tipo de color, lo tendremos realmente sencillo. Por ejemplo, podemos optar por textiles coloridos, como alfombras irisadas o cortinas alegres. Además, si contamos con estanterías a la vista, a modo de aparador, o hasta incluso estanterías abiertas, podremos colocar vajilla colorida para aportar así otro toque de color. Por último, no olvidemos el poder decorativo de la fruta. Colocando un simple frutero lleno de naranjas y manzanas conseguiremos que nuestra cocina blanca brille con luz propia.